Feo.

tumblr_lynyjpr3Ce1qjy14so9_1280

Autor desconocido.

¡Pero mira que eres feo! ¡Pero mira que eres fea!

Cuántas veces habremos oído decir esto de alguien, de nosotros mismos o peor aún: cuántas veces habrá salido de nuestra boca. ¡Qué fea es por dios! ¡Qué feo! ¿Cómo pude fijarme en él? ¿Por ella me cambias? ¡No me me llega ni a la suela del zapato! ¡Yo soy más guapa! ¡Yo soy más guapo!

En serio. Cada vez me parecen más sórdidos este tipo de comentarios y descalificativos donde por supuesto, yo también he pecado y he sido una imbécil al hacer uso de ellos. Pero con el tiempo aprendes. Incluso de la belleza se aprende. Hasta de la fea. ¿Acaso no hay algo más feo que llamar feo a alguien? ¿Quién eres tú para decir de mí que yo soy fea? O tú. ¿Quién crees que eres para decir que una persona es fea? Ojalá que el físico no fuese un factor tan determinante. Estoy convencida de que nos iría mucho mejor.

Cuando hablamos con una amiga y nos dice que ha conocido a un chico, lo primero que solemos preguntar es: “¿Y es guapo?“. Lo segundo mejor omitirlo. ¿No es patético? Y por supuesto que su declaración viene acompañada de un sinfín de fotos donde valoramos lo realmente importante. Sí, es guapo ¡y está bueno de cojones! ¿No sería más loable preguntarle si es buena persona? ¿Si la trata bien? ¿Su nombre? ¿No es más importante preguntar aspectos intrínsecos y ya luego interesarnos por esa necesidad ferviente de un físico? Porque ser guapo o guapa ¡no es relevante! Es una suerte o una auténtica putada. Depende de como se mire. Como el dicho ese de los cristales. Luego está cuando nos enteramos que nuestro ex (especialmente las mujeres) tiene una nueva novia. La estudiamos de arriba abajo y nos tranquiliza saber que ella, ¡es fea! ¿No es trágico? ¿Te quedas tranquila porque a tus ojos es fea? Es ella quien tiene su corazón y no tú. Pero ahora solo te importa sentirte mejor, superior a ella. Ser más guapa. Más estúpidamente guapa.

La belleza es algo tan subjetivo, tan personal, tan de cada uno. Respetemos a las personas tal y como son y dejemos las etiquetas para las prendas de Inditex. Lo triste, lo más triste de todo no es que alguien se pueda reír de otra persona porque sea fea (que también). Lo más triste es que la belleza, tu belleza exterior, puede ser un factor taxativo para muchos aspectos de tu vida. Profesionalmente ¿cuántas veces no se ha dado el caso de que cogen a la tía buena en vez de a otra mujer normal para un puesto de trabajo? ¡Y eso que no se trataba de vender ropa interior! ¿Cuántas veces cancelamos solicitudes de amistad porque su foto de perfil no nos gusta? Eso sí. Si está bueno, o buena, lo aceptamos sin rechistar.

¿Se imaginan que en lugar de hacer un certamen llamado Miss Universo, se hiciese un concurso donde en lugar de valorar los aspectos físicos de una persona, se premiara lo extraordinarios y extraordinarias que son por lo que han hecho? ¿Sabes quién está ahora mismo trabajando en la cura contra el cáncer? ¿ Y contra el SIDA? ¿Sabes cómo se llama la mujer que lleva más de veinte años trabajando en ONGs y ha salvado la vida a miles de niños? ¿Sabes quién fue Elena CaffarenaMarie Curie? Me temo que no. Pero seguro que sí que sabes quién fue la última Miss Universo o Mister España. ¿No es ridículamente estúpido?

Cada vez le dedico menos tiempo al espejo de mi físico y más, al de mis valores. Es triste que para muchas personas ser guapo o ser guapa sea una de los principales premisas que buscan en otra persona.

Tú eres guapo.

Y tú también.

Todos lo somos, todas lo somos.

Ser feo se asocia a una cualidad negativa. En el colegio ¿cuántos niños crueles hay que se meten con el más débil? Con el gordito, con la que lleva gafitas o aparatos. ¿Por qué no enseñamos desde pequeños a mirar a través de unos ojos menos jueces, más dulces y por qué no enseñamos que 90-60-90 no son las únicas medidas perfectas? Les invito a hacer un ejercicio conmigo. Les invito a que a partir de ahora, quitemos de nuestro diccionario la palabra fea y feo cuando se trata de referirnos a una persona. Que cuando una amiga o amigo intente descalificar o ridiculizar a alguien por su físico no lo permitamos, y que cuando la ira o los celos nos invadan, cojamos aire y en lugar de intentar desmontar a alguien porque creamos que nosotros somos más guapos, más guapas, nos llenemos los bolsillos de argumentos inteligentes y no caigamos en el error de creernos mejores porque la piel que vestimos, es más bonita.

Hay personas que sufren y viven inmersos en océanos de complejos que les marcan de por vida. No seas cruel y aprende a mirar a través de unos ojos menos árbitros.

La belleza juzga y nos juzga. En nuestra mente occidental alguien guapo casi seguro es un estúpido; una tía buena solo sirve para ponerse silicona y tacones; la fea es la empollona y el feo un friki que colecciona artilugios de informática. ¿De verdad lo crees? Te sorprendería cómo se desmontan en un segundo todos esos falsos argumentos que te han hecho creer desde pequeñito. ¿De verdad que era necesario que las princesas de Disney fuesen tan perfectas? ¿Dónde coño están los príncipes como Eric, John Smith o Aladdín? ¿Alguno era feo? ¿Alguna princesa de Disney era fea? ¡Mierda! Lo he vuelto a hacer.

Simplemente se trata de educación. Una educación maleducada que nos deja como herencia unos valores terriblemente superficiales. Una forma exagerada de ver y mirar a los demás a través de unos ojos desorbitadamente someros.

Y déjame que te diga que no hay superficie más bella, más bonita, que la de mirar a las personas a través del corazón. Sin juzgarle. Sin buscarle sus mil y un defectos físicos (a tu parecer). Dándole la oportunidad de conocerlo y conocerla de verdad.

Créeme que muchas veces, esas personas que no te entraron en un principio por los ojos, al final, conseguirán atravesar tu alma. 

 

Acerca de Floricienta

Amante de los sueños e irralidades imposibles.
Esta entrada fue publicada en Reflexiones. Guarda el enlace permanente.

18 respuestas a Feo.

  1. Vero dijo:

    El grado de agrado de este escrito es proporcional a las verdades que en él se encuentran. Desgraciadamente vivimos en una sociedad consumista, comercial, elitista, con aires de superioridad… donde nos intentan inculcar que el mejor es el más guapo, aquel que además llegue a la cima sin importar el precio de ésta, aquel que destaque por sus virtudes físicas en lugar de mirar más allá y centrarnos en su corazón, en su cabeza y en sus valores, en todas aquellas características que sí nos hacen diferentes y que nos permiten ser nosotros mismos. Por suerte creo que hay dos mundos paralelos, el de las personas y el de los disfraces, pocos somos los que queremos y formamos parte de ese grupo.

    Por otro lado es patético ver como en pleno siglo XXI existen montones y montones de personas enfermas por el físico, enfermedades relacionadas con la comida, enfermedades psicológicas, enfermedades a causa de maltratar nuestro cuerpo… y cuando crees que lo has superado… plas! De vuelta con la misma mierda…

    Esta sociedad necesita un cambio urgente, por el bien de todos principalmente.

    Y para acabar… qué es guapo? Que es feo? La belleza es algo totalmente subjetivo…. Y además… cuantas veces, conociendo a las personas nos cambia su manera de verlas? Ya sea basándonos en su interior o en algo tan superficial como el físico. Lo grande de las personas, es querer al otro por como es, y te aseguro que prefiero a los “feos” porque han aprendido mucho más de la vida, por la gente, por sus enemigos, pero sobretodo por ser como son y seguir adelante. Yo quiero ser fea, rara, friki… y todos aquellos adjetivos “despectivos” que la sociedad asigna, porque así me rodearé y estaré con PERSONAS de verdad, aquellas que quieran romper la barrera del disfraz y conocerme…de las otras, no quiero que me hagan perder el tiempo, esa es mi selección.

    Gracias por compartir estas palabras.

    • Floricienta dijo:

      ¡Qué bonito Vero y que derroche de sinceridad! Me encanta tu punto de vista y lo comparto 100% Gracias por tu aportación y por enriquecer de esta manera el post.

      Un beso enorme BONITA❤

  2. Exacto. Y lo que más me molesta, es que sabiendo lo superficial que es la sociedad (sobre todo con las mujeres) se sigan haciendo ese tipo de comentarios de una mujer a otra mujer. No es la primera vez que oigo una conversación en el tren o en el bus donde un grupo de chicas ponen verde a la novia del exnovio, como tu bien dices. Pues bien, si nosotras mismas nos tratamos como mierda, ¿por qué no iban a hacerlo los demás?

    • Floricienta dijo:

      Totalmente de acuerdo Sara. Lo he pensado muchas veces y como buena mujer, confieso que también pequé en miles de ocasiones. El tiempo te enseña y aprendes a dejar de hacer y decir estupideces. Algún día quizás escriba sobre “cómo nos queremos la mujeres” Creo que sería un buen tema para desarrollar.

      Un besito y gracias por tu aportación❤

  3. Jordi Boldú dijo:

    Eliminemos todas esas palabras hirientes, malsonantes y que incluso han desvirtuado su significado original. ¡Cuántas veces tenemos que seguir escuchando horrorizados como alguien llama friki o hippie por, simplemente, no seguir al rebaño de la ignorancia. ¡Por qué tenemos que aceptar que a alguien le puedas soltar “qué delgado estás” con toda la confianza sin que eso pueda suponer una ofensa! ¡Estamos corruptos! Enhorabuena Iri por tu post, cada día te admiro y te quiero más…

    • Floricienta dijo:

      Yo sí que te admiro y te quiero muchísimo. Quiero publicar algún escrito tuyo en “Amigos de Floricienta” y que todo el mundo conozca tu talento. Mil gracias por tu comentario, totalmente de acuerdo contigo Jordito❤

  4. Me quedo con la última frase, me encanta! “esas personas que no te entraron en un principio por los ojos, al final, conseguirán atravesar tu alma.” ¿nunca te ha pasado? a mi me pasó con una amiga, cuando la conocí no me pareció guapa y según la voy conociendo ha ganado en atractivo, ella se ríe cuando se lo digo pero es que es verdad, cuanto más la conozco, más guapa me parece!
    Mirémonos de dentro hacia afuera y no al revés!
    Un besazo Flori!!

  5. gralo6 dijo:

    Alguna vez alguien me dijo : Busca a alguien con la misma o mayor belleza que la tuya , de esa que perdura, la intelectual , la emocional porque la otra con el tiempo, se acaba.

    Ese consejo me ha dejado rodearme de personas bellas y cuando se trata de fijarme en una mujer, pocas veces uso la palabra “guapa” . Esto, porque es un termino tan usado que ha perdido su capacidad de descripcion, se lo puede decir cualquiera.

    Y aunque mi creatividad de poeta me permite decirle lo mismo de otra forma, al final utilizo el término pero lo hago una vez que he robado su mirada, una vez que nos vemos desde la misma ventana, el alma, para que de esta forma se de cuenta que en ese momento el decirle “guapa” tiene un nuevo significado que dice : ” en mi mundo , eres la única”

    Gracias una vez mas flori por hacernos reflexionar, vibrar, simplemente… Por cruzar asi, sin pedir permiso, por nuestra alma.

  6. Chela dijo:

    es una lástima pero desgraciadamente todos juzgamos muchas veces por el físico, quien no ha oído decir alguna amiga: mira mi ex esta con otra pero madre ma es super fea…y se queda tan ancha y tan contenta..desde pequeños nos inculcan el mundo disney y como bien has dicho todas las princesas son hermosas …no habido ningún principe disney que buscara el amor o salvara alguna princesa fea. Luego están los programas como MYHYV que solo te aceptan como pretendiente si eres musculoso ( en caso de los hombres) y si tienes muchas tetas ( en el caso de las mujeres) sin importar como eres por dentro , de que trabajas o de donde eres..
    Lamentablemente este es nuestro mundo y es realmente patético…
    Pero diré lo mismo de siempre; me consuela que haya gente como tu Irina que tiene otros valores, otros conceptos del mundo, otra perspectiva de vida… eso me consuela y me ayuda a querer construir un mundo .

    un abrazo enorme😉

  7. Anarr dijo:

    Que sociedad taaan superficial..No se dan cuenta que la belleza es efimera? Que vacíos se tienen que sentir..

  8. fabulett dijo:

    Generaciones ha pasado basando la mayoría de las crianzas en prejuicios. Los mismos, no solamente te colocan en la lista de burla, pero te conlleva a tu propia lista de autodestrucción. No aprendemos a decir: que feo! o que fea! simplemente porque se nos ocurre sino porque lo aprendemos. Tengo el mismo concepto en otros tópicos como el respeto, el racismo, las preferencias etc. Si, es una muy lamentable verdad a la que todos hemos sido participantes, pero el crecimiento como ser humano nos ayuda a evolucionar nuestra mentalidad y descubrir lo veraz del asunto el cual es…que eso no es lo importante!
    Ahora bien, no podemos dejar a un lado el hecho de que el ser humano funciona a través de gustos y como todo, dando por ejemplo la comida, tenemos el derecho de opinión de decir fulanito/fulanita me gusta o no me gusta, no es mi tipo, pero nuevamente la situación aquí es la actitud despectiva con la que el ser humano se toma el derecho de adjetivar a otro individuo.

  9. Seré rara, y así me he sentido toda mi vida…pero eso lo vi claramente siendo una niña, de hecho lo sigo viendo ridículo y no hay nada que me horrorice más que el típico guapito/guapita que va alardeando de lo único que tiene para mercadear. Igualmente, esto tiene una cura y se llama edad. El no conocer o interesarse, o valorar gente que sacrifica su vida por hacer la de los demás algo mejor, tiene un poco más difícil arreglo…creo que es algo inherente al ser humano. Siempre ha sido así y mucho me temo que siempre seguirá así. Y supongo que está bien que así sea, que tendrá que haber de todo…

  10. eMe dijo:

    Yo creo que eso a medida que vas “creciendo” le vas restando importancia a la “belleza”. Lo cierto que es que yo ahora veo guapas a las personas no por su aspecto físico sino por como son, por como me hacen sentir, pero sobretodo por lo bonitas que son por dentro… Y la belleza física al fin y al cabo es relativa. Muaaaaaaaaaaaaas

  11. Timonera dijo:

    Me ha encantado. Es curioso que sólo veamos -y nos solamos guiar- por el aspecto físico, esa parte de las personas que no tiene porqué relacionarse de modo alguno con lo qué es ella: buena, interesante, simpática… Por suerte, hay otras cosas: el brillo de los ojos, la sonrisa, la mirada limpia… que sí que son buenos indicadores de los auténticos paraísos con piernas.

    En mi opinión, el cambio empieza por empezar a creérnoslo. Esfuerzos como éste seguro que hacen un pequeño (o gran) cambio. Gracias.

    Te dejo un post de mi blog sobre las ventajas de “ser del montón”:

    http://tomaeltimon.blogspot.fr/2011/03/del-monton.html

  12. Juani dijo:

    Muy buen artículo! por cierto la foto es de Lee Jeffries!

Aporta tu granito de arena en Floricienta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s