De reojo.

Carolina Uche Aquino (Gerente de La Revista De Reojo, lectura a bordo de la Compañía Aérea Canaryfly) contactó a Floricienta, con la propuesta de publicar el post “Te ex-quiero” en su novena edición.

Un placer poder compartir espacio en esta revista y desde aquí, te doy las gracias Carolina por tu amabilidad, predisposición y cariño. Les invito a conocer la revista y para los que aún no han leído el post que tanta controversia ha generado, aquí les vuelvo a dejar el enlace.

Aquí puedes acceder a la revista al completo: De Reojo 9º edición.

¡GRACIAS!

Te ex-quiero.

de reojo

Del amor al odio hay un clic.

Artículo para El Periódico de la Publicidad en la edición impresa Mayo 2014.

Del amor al odio hay un clic.La forma de comunicarnos ha cambiado. Eso lo sabes tú, lo sé yo y lo sabe mi abuela. Que cada vez que me ve, me dice: “Ay esta niña todo el día con el móvil”. Y es cierto. Nos pasamos la mayor parte de nuestro día conectados a nuestros dispositivos móviles. Smartphones, tablets, y portátiles. Como a la espera de esa noticia, esa foto o ese mensaje que nos alegren el día. En el mejor de los casos, claro.

Tenemos en nuestras manos una herramienta muy poderosa que dándole un uso adecuado, tú como marca, como Pyme o como Starup, puedes llegar a hacer cosas increíbles. Y no hablo de magia, no. Hablo de incrementar tu ROI, tus ingresos, tus ganas y tu motivación. Son muchos los que aún no son conscientes de la importancia que supone el paso de un negocio offline a un negocio online. Y los que ya lo son, están más perdidos que Peter Pan en “No es país para viejos”.

No todo vale. No todas las redes sociales son válidas para tu marca o tu negocio. No cualquier blog es el adecuado para tu comunicación. No es estar por estar, ni es contratar a un Community Manager que llene tu fan page de fotos y mensajes chulos para ver cuántos “me gusta” eres capaz de conseguir. No es poner un banner porque si o incordiar con descarados anuncios que se entrometen en el contenido de YouTube que el usuario realmente quiere ver. Porque como pasa en la vida real…del amor al odio hay un clic.

¿De verdad crees que los “me gusta” te aportan ingresos? ¿Quién de nosotros aquí ha comprado alguna vez a través de Facebook o de alguna red social?. Me atrevería a decir que nadie. El objetivo principal, estemos en el siglo que estemos, sea como sea la comunicación, es VENDER. Y eso parece que se les ha olvidado a muchos. Si no hay ventas no hay ingresos. Si no hay ingresos no puedes pagar a tus empleados ni mantener un negocio. Y ojo, no se está hablando de vender por vender. De vender a toda costa, no. Se está hablando de vender bien en un medio al que todos llaman online y muy pocos saben realmente cómo funciona.

Hoy la información no se esconde, se comparte. Cualquiera de nosotros podemos poner en marcha un comunicado público, una opinión, contar una experiencia sobre un determinado producto o marca. Y sin quererlo o si, muchos de nosotros influimos más de lo que creemos en la opinión y decisión de compra del resto de nuestros amigos, familiares o conocidos online. Ahora más que nunca, importa nuestra opinión. Antes consultamos en un foro que a nuestro médico de cabecera. Y cuando no sabemos algo, el señor Google a golpe de clic.  nos responde gratuitamente. Hay un exceso de información ahí fuera y paradójicamente esto ha hecho que, en temas de marketing online, exista hoy por hoy una importante desinformación. ¿Cuál es la información correcta?

Debemos ante todo conocer bien nuestro nicho de mercado. Investigar acerca de él, qué lugares online frecuenta, qué le gusta, que le inquieta y cómo nosotros podemos ayudarle. Entender el mercado, elaborando un buen análisis y un pre análisis de SEO, son las claves para comenzar a construir la casa por los cimientos. Este nicho o tráfico debe convertirse en números económicos reales que nos aporten un ROI deseado para poder seguir funcionando. Como un coche que necesita gasolina. Un buen posicionamiento, un buen uso de palabras claves a través de Google Adwords, un buen plan de marketing en Facebook, son algunas de las múltiples herramientas que podemos usar para convertir nuestro negocio online, en ventas reales y efectivas. Es un trabajo que necesita de mucho tiempo, de profesionales cualificados y expertos en la materia. No de personas que suban diez posts al día y con eso crean que ya es suficiente. Crear una base de datos de calidad es fundamental para tu negocio. Ofrécele algo atractivo a tu cliente y que a cambio te facilite su email. Ya tienes una vía de entrada muy poderosa para futuras conversaciones entre tú y él. Para futuras transacciones. Porque si algo es cierto es que, el que compra y queda satisfecho, repite. El dinero que se lo devuelva El Corte Inglés.

Piensa en tus cliente como personas que son. Escúchalas, mímalas, atiende sus necesidades a través de tus servicios y productos. Y aunque sea imposible gustarle a todo el mundo, aunque a priori a algunos no seduzcas, una comunicación constante y respetuosa hará que algún día llamen a tu puerta. Aprovecha Internet como la herramienta que es. Como ese contacto directo que te permite casi abrazar al consumidor. Hazte con el mejor equipo de profesionales, que no te tomen el pelo. Haz campañas de marketing responsables, atractivas y brillantes. Donde la veracidad sea el principal motivo para que tus clics. se conviertan en ventas reales y en una relación marca/cliente que dure para toda la vida. O al menos que te prefieran a ti, antes que a la competencia.

#nomepisesquellevochanclas

Artículo para El Periódico de la Publicidad en la edición impresa de enero de 2014.

Enero 2014

Ya lo anunciaba este simpático grupo musical sevillano que nos trajo su particular estilo agropop. Un estilo que tanto se bailó y tantas pistas de baile dejó llenas de baldosas gastadas y desenfrenadas. Y es que cualquier cosa que se hubiese puesto en el titular, detrás de la almohadilla, hubiese hecho gracia. Hubiese hecho que ahora estés leyendo este artículo. Porque el hashtag se ha convertido hoy por hoy, en parte indispensable de nuestra escritura y forma de expresión. En la que por supuesto #meincluyo.

La palabra hashtag proviene del inglés: hash almohadilla y tag etiqueta. Consiste en una sucesión de caracteres formada por una o varias palabras concatenadas y precedidas por el símbolo #.  Aunque ya existía en sistemas de IRC y Jaiku, se le atribuye al Twitter el uso que hoy por hoy le damos a este tipo de “palabras” tan singulares. Y al que muchos parece que le hemos cogido un cariño de esos que no se van ni con aguarrás. La primera persona en utilizarlo en Twitter fue Nate Ritter, quién incluyó #sandiegofire en sus mensajes sobre los Incendios Forestales de California en octubre de 2007. Poco después, el uso del hashtag en Twitter se hizo frecuente en todo el mundo, tocando temas de cualquier ámbito : política, corazón, famoseo, #postureo y un largo etcétera. A partir del 2009, Twitter añade un hipervínculo a todos los hashtag creando así “temas de debate”, donde hoy todos buscan ser el trending topic de la semana.  Facebook, Instagram, YouTube y muchas otras plataformas se han unido a este fenómeno universal, donde si no usas este tipo de escritura, no estás a la moda.

Me sorprende enormemente cómo algo tan sencillo ha dado la vuelta al mundo. Y como, cada vez más, su uso se extiende hasta en conversaciones de whastApp, e-mails o publicaciones en nuestros perfiles sociales y profesionales. Las marcas, como no podía ser de otra manera, tan listas ellas y al acecho de una presa cada vez más inteligente, se han unido también a este fenómeno. Lo más interesante de todo esto es que, han sido los propios usuarios quién han creado esta forma tan peculiar de escribir y comunicarnos. Muchos de nosotros cuando algo nos gusta lo primero que hacemos es coger nuestro móvil, hacer una fotografía y colgar la foto en nuestros #másdemilperfiles añadiendo nuestro particular título. Acompañado como no, de un hashtag (o de cien). Y muchas veces, estos hashtags son el nombre de la propia marca. O como el caso de Nike, que con su #makeitcount ha hecho y sigue haciendo campañas increíbles, consolidándose como un auténtico estilo de vida entre las personas que aman el deporte.

El hashtag se ha convertido en una parte emocional de nuestra vida diaria. Una forma de comunicación original, personalizada y única. Muchas parejas ya tienen su propio hashtag que incluyen en todas sus fotos como símbolo de identidad. Una especie de tatuaje virtual que si eres el primero en el mundo en usarlo, te crees poseedor de él. Y no solo eso, sino que además, han ido emergiendo profesiones alrededor de este fenómeno universal. Ya hay empresas que se dedican al estudio exhaustivo de los hashtags. Realmente, a pesar de lo absurdo que supone esta nueva forma de comunicación, resulta gracioso y cuanto menos interesante.

¿Por qué nos gusta tanto #escribirasí? Supongo que como seres humanos que somos, nos gusta la simplicidad, lo original y lo que sale de lo común. Un formato que nos permita ser creativos sin esfuerzo alguno. Creyéndonos “guays” por usar el símbolo # antes de palabras sin espacio, sin diferenciar por obligación las mayúsculas y minúsculas y para aquellos que aún se les resisten las tildes, están de suerte. Ahora ya no tienen que usarlas.

Eso sí. Si usas hashtag en inglés, eres aún más #chic.