Te confieso.

heart-book-bokeh-love-wallpaper-1680x1050

Que aún te pienso. Solo cuando quiero recordar por qué hoy estoy aquí y por qué mis pasos marcaron distancia entre tus besos. Te confieso que amo tu ausencia y el silencio que dejaron los abrazos de aquel enero sin sol.

Te confieso que me equivoqué una y mil veces. Que tropecé en cien ocasiones con la misma piedra hasta deshacerla en arena, y que mis intentos por conseguirlo, sumaron una larga lista de fracasos. Pero a pesar de todo, si pudiese dar marcha atrás, te confieso que volvería a equivocarme. Volvería a tropezarme, volvería a caerme. Porque a medida que las heridas fueron siendo más grandes, más dolorosas, hubo un día en que dejaron de doler. Hubo un día en el que las lágrimas fueron cada vez más dulces y descubrí que las caídas me hacían más fuerte. Que cada vez que volvía a ponerme en pie, en mis piernas se iban dibujando músculos nuevos, más duros, más firmes. Y en un intento torpe de encontrarme, descubrí que mis hombros sujetaban unas pupilas más expertas, más resistentes, menos débiles.

Te confieso que hace más de dos años que no veo el telediario. No soporto el afán de hacernos creer que todo lo que pasa en nuestro mundo es malo. No quiero intoxicarme de esos medios que se empeñan en hacer alarde gratuito, de las desgracias que pasan en otros lugares del mundo. Y que mi conciencia se vuelva inmune a esas bombas que destrozan almas, como si fuesen simples nubes de aire. Te confieso que para mi la derecha es la mano con la que escribo y la izquierda la dirección hacia su casa. Al fin y al cabo no son más que un puñado de ladrones que suman en familias desahuciadas, una larga lista de parados y promesas que se llenan de mentiras. Ellos entre tanto y entre tantos, acarician sus sábanas de seda, se ríen de una España herida y de un pueblo que solo sabe luchar a su manera.

Te confieso que me volví amiga de mis miedos. Le puse candado al viento y dibujé mil te quieros en el espejo . Me sobran los intentos, las ganas de encontrarte y cicatrices en mi piel. Te confieso que la paciencia nunca fue mi fuerte y que por mucho que digan, hay cosas que no pueden esperar. Superé la resistencia al no y desaliñé los iconos de aquellas sombras que se disfrazaban de bondad. Escupí al aire mil suspiros y cuando quise darme cuenta, el mundo aún se me antojaba (y antoja) demasiado cruel, demasiado duro. Demasiado estúpido.

Te confieso que me cansé de esas amigas que jugaban a serlo. A ser leales y sinceras y a vestirse de “bien queda” convenciéndote de que tú también formabas parte de ellas. Formabas parte implícita de esa espiral cuya puerta, estaba más cerca de lo que creí jamás. Aprovechando el paso del tiempo, te confieso, que di tregua a mi culpa y asumí honestamente mis errores. Dando un paso al frente a una dirección más sana, menos equívoca y a personas más auténticas. ¡No era tan difícil joder!

love_prison-wide

Te confieso que al principio tuve miedo. Coleccioné una larga lista de sapos, de canciones y de sueños. Desdibujé las letras de aquella poesía y convertí en razón tu indiferencia. Cambié el rencor por la compasión y el echarte de menos por echarte de más. Y aunque el corazón a veces me duela, siempre hay una luz que te recuerda que mientras lata, mientras tus ventrículos estén fuertes para bailar con tus aurículas, todo irá bien. Te confieso que por mucho que lo intenten, nunca me rendiré. Que la curiosidad me convirtió en tigre y que amo la manera en la que me haces el amor.

Te confieso que no estás solo, que no estás sola. Exclusivamente depende de ti, que tengas el coraje y el valor de caminar descalzo, de sentir la lluvia bajo tus pies y de que experimentes por ti mismo que si quieres, el agua moja y no ahoga.

Te confieso que no escribo pensando en ti. Que cada vez que alguien defiende el maltrato animal, o sea cual sea el “arte” torero de cada país, prefiero darme la vuelta y creer que solo es una voz ignorante que no entiende de sentimientos. Te confieso que los mundos de yupis son mejores que este que hemos creado y estamos destruyendo. Que aún hay personas que actúan desde el corazón, que dan los buenos días y que no han perdido la educación. Te confieso que son muchas las personas que me hablan de desamor. Que viven una vida que no quieren. Que tienen una mujer o un marido al que no quieren. Que tienen unos hijos a los que a penas ven. Y que tienen un trabajo que detestan. ¿No es triste? Para mi si. Porque aunque intentemos enmascarar la tristeza de nuestra alma, al final todo sale. Todo termina. Y la vida se nos va en un suspiro. Te confieso que también conozco a muchas personas que quieren a su mujer, que quieren a su marido y que aman la vida que tienen y quieren tener. Simplemente se trata de tomar decisiones. Ya te dije que todo, dependía de ti.

Te confieso que aprendí que de lo importante no se habla. Que de las mejores historias no hay fotos, ni estados en facebook, ni demostraciones forzadas. Aprendí a guardar en secreto la historia de amor más importante de mi vida. Esa que sin tú saberlo, existe. Y existirá por siempre.

Te confieso que aún no me creo que se haya ido y que nunca más volveré a verlo.

Y te confieso que por mucho que intentes darle la vuelta a mis palabras o al sentido de lo que escribo, solo encontrarás el reflejo de un verbo inexplicable.

Te confieso que te quiero. Aunque a veces, me cueste aceptarlo.

 

 

Acerca de Floricienta

Amante de los sueños e irralidades imposibles.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

55 respuestas a Te confieso.

  1. Marnix dijo:

    Impresionante como siempre….gracias por los sentimientos que me causan tus pensamientos…

Aporta tu granito de arena en Floricienta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s