Me duele.

me duele

Me duele tu ausencia, la silla vacía que dejaste en la cocina y la taza de café de los buenos días.

Me duele el tiempo que pasé contigo y el que ya no volveremos a pasar.

Me duele tu sonrisa, el caos que formaban nuestras sábanas y tu lado vacío de la cama.

Me duele la luna, las nubes de marfil y el indecoroso aire que respiro.

Me duelen estas letras y todo lo que no escribo en ellas.

Me duelen nuestras promesas, la calle que ya no existe en el mapa donde nos besamos por primera vez y la cima que alcanzamos con la punta de nuestros dedos. Y de nuestros sueños.

Me duelen tus manos que hicieron tuya mi cintura una infinidad de veces.

Me duelen tus abrazos que eran capaces de reconfortar el llanto de mi alma. Y también, de desequilibrar mi más serena paz.

ME DUELES TÚ.

Me duelen las mentiras y todos aquellos y aquellas que quisieron hacer de nuestra historia, la suya.

Me duele haberte tenido y haberte perdido.

Me duele haberte CREÍDO y haberte puesto en duda.

Me duele lo poco que me quise y el poco valor que tuve para subirme a aquel unicornio de plumas amarillas y salir volando de aquí.

Me duelen los miedos que me dejaste como herencia y aquella noche donde nos unimos para siempre.

Me duele el primer verano que pasé contigo, las velas que soplé cuando me cantaste “feliz cumpleaños” y todas esas fotos que nos hicimos. Y las que no, también.

Me duele tu amor. Y eso que el amor…NO DUELE.

Me duelen tus pestañas, tu dolor y esas arrugas que gritan lo mucho que me recuerdas.

Me duele echarte de menos y echarte de más.

Me duele tu nombre,

tu olor,

tu verborrea.

Me duele el ruido que ensordece los dedos de mis pies,

y me duele la mirada débil y bonita con la que me envolvías mientras dormía.

Me duelen tus besos y la forma en la que los recuerdo cuando cierro los ojos.

Me duele la falsedad, la facilidad con la que hoy se quiere y mañana ya veremos.

Me duele todos aquellos y aquellas que pasaron por mi vida sin dejar propina. ¡MALDITOS, MALDITAS!

Me duele el vino condensado y la poca gracia que me producen los monólogos de aquellos que presumen ser mis amigos. Tengo menos de los que creía y más de los que sentía.

Me duele que una vez quisieran apagar mi luz…y me duele en el alma tu daño.

Me duele, me duele, porque soy humana. Porque a mí no se me ha olvidado lo que un día le prometí al cielo, ni la marca de nacimiento que precede bajo los lunares de mi piel. Me duele no encontrarme las alas. Y eso que he mirado hasta debajo de la cama.

Me duele haberme perdido.

Me duele no haberme creído.

Me duele este mundo.

Me duele ser parte de él y de nuestra historia.

Me duele…
Me dueles…

 

 

Acerca de Floricienta

Amante de los sueños e irralidades imposibles.
Esta entrada fue publicada en Relatos con alma. Guarda el enlace permanente.

22 respuestas a Me duele.

  1. Kris dijo:

    Cuanta verdad… cuanto sentimiento… cuanto duele…

  2. ¡Cuánto duelen determinados recuerdos! Pero mucho más todo lo que habíamos imaginado y ya nunca podrá ser. Eso duele infinitamente más.
    Saludos Flori,
    https://confesionesydesvarios.wordpress.com/2016/02/15/proxima-parada/

  3. Maria dijo:

    Cuantos recuerdos! Como te entiendo!!!

  4. Digna dijo:

    Me encanta este Rincon. …. y a mi tambien me duele!

  5. Justamente hoy que había escrito un monólogo, menos mal que no presumo🙂

  6. Aida Ramos dijo:

    Cuanto sentimiento! Lo has descrito tan bien que me siento partícipe de tu dolor. Un abrazo y felicidades por el blog, ¡me encanta!

  7. emacc73 dijo:

    Nin que souberas da miña historia…

  8. converdades dijo:

    Me duele cada letra por que todas son sobre ti.

  9. El portaminas negro dijo:

    No podría sentirme más identificado.
    Me fascina tu exquisita forma de escribir y la facilidad que tienes para llegar a lo más profundo de tus lectores. Enhorabuena.
    http://viveynosobrevivas.blogspot.com.es/

  10. mandalamigo dijo:

    > ENCUENTRO, en la tienda de viajes más grande del mundo,… para aquellos > posibles interesados. > > ¡Nos vemos! > > > https://pangeathetravelstore.squarespace.com/eventos-en-pangea-the-travel-store/2016/3/17/el-mandla-del-viajero >

  11. Pues claro que duele y se aprende y se olvida, y se crece … Un abrazote enorme preciosa

  12. mar bel dijo:

    Cura sana, culito de rana. Ya no te duele?
    Maldito el dolor, y bendito el dolor.
    Nunca te arrepientas de lo que has hecho, si no de lo que has dejado sin hacer.

  13. mar bel dijo:

    Porque eso significa que has vivido
    Perdón no acabar antes el comentario. He dado a enviar por equivocación

  14. loless4 dijo:

    ¡¡¡Uffff!!! cuanto dolor cielo, pero fijate que con tu escrito me has echo pensar, y he llegado a la conclusión de que lo que más me duele a mi, es lo que no me permití vivir. Como a todo ser humano, me duelen algunas ausencias, pero me duele más el poder que le di a mis miedos que me impidieron vivir muchas cosas. Por lo que he leido, has vivido esa historia intensamente, quedate con eso, eso ya no te lo quita nadie, pasa página y preparate para vivir otras nuevas. Un abrazo

Aporta tu granito de arena en Floricienta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s