Fuimos.

fuimosFuimos de esas historias que por mucho que pase el tiempo no se olvidan…

Fuimos la vuelta al mundo sin salir de la habitación. El mejor lunes de la semana y la copa de vino de las risas sedientas de vida.

Fuimos el whastApp de cada mañana, la foto que nunca hicimos y los besos de los amantes que se quieren de verdad.

Fuimos la oportunidad que no supimos aprovechar.

Fuimos la esperanza de los que ya no creían en el amor y la admiración de aquellos que se deleitaban con la forma de nuestros cuerpos.

Fuimos el chiste que nadie entendía y que a nosotros nos hacía mucha gracia.

Fuimos infinitos finales que tildábamos de puntos suspensivos.

fuimos 2

Fuimos nuestro para siempre.

El café del alba, las tortitas de maíz y el último suspiro de cada luna. Fuimos los pasos torpes de aquel compás y la música de cuando nadie bailaba.

Fuimos la canción más bonita del mundo y el eterno San Valentín.

Fuimos el secreto que a diario nos recuerda y la huella que no se llevó la arena.

Fuimos la herencia del aire, el deseo del fuego y la inmediatez de unos dedos que tenían prisa por descubrirse. Fuimos la piel con piel, la lengua que se aprendió de memoria el alfabeto de nuestros lunares y el abrazo sincero de nuestras miserias. Fuimos Romeo y Julieta sin la necesidad de fingir estar enamorados.

Fuimos el mejor sexo del mundo.

Fuimos pupilas traviesas que adivinaban al unísono el color de los unicornios y fuimos la comisura de unos labios que no se callaban nunca.

Fuimos todos los besos que nos dimos. Y los que dejamos para luego.

Fuimos las letras incansables de páginas que pedían a gritos nuevas historias; el “no, cuelga tú” y las horas que pasaban como segundos. Fuimos el te echo de menos certero y dos valientes que no necesitaron más que su desnudez para saltar al río.

Fuimos dos almas sin nombre que construyeron verbos imposibles.

Sueños imposibles.

Trazados imposibles.

Fuimos los pasos firmes de un nuevo camino y el angosto mar que cruzaría nuestros miedos. Fuimos las citas de vainilla y las conversaciones que duraban toda la noche.

fuimos 3

Fuimos el corazón que aún late y se resiste a creer que todo esto terminó.

Fuimos el valle de fresas, las manos de amapolas y la sangre de cristal. Fuimos las mariposas en el estómago, la magia de las primeras veces y las estrellas más impetuosas del firmamento.

Fuimos la combinación perfecta, la envidia de quién no podía tenernos y las respuestas de preguntas pendientes.

Fuimos el momento preciso y el sofá de los domingos.

Las sábanas de nuestros pecados y los testigos de todo aquello que nos contamos sin mediar palabra. Fuimos los te quieros más inmensos y la promesa que grabamos a nuestro paso, aquella tarde de verano.

Fuimos el invierno de mayo y las galletas con sabor a no te vayas nunca de mi lado.

Fuimos tú y yo en un nosotros in-que-bran-ta-ble.

Fuimos la conversación pendiente, la historia que nunca debió acabarse y la deuda que hasta que nuestras pestañas mueran, abrigaremos con ausencia el eco del ayer.

Fuimos las ganas de volver a SER.

Fuimos lo que nos faltaba y lo que nunca seremos.

Fuimos la coyuntura explícita de todo aquello que no tenía sentido. Y el descaro de mandar al carajo lo que no nos importaba.

Fuimos equipo, amantes y amigos y por encima de todo, fuimos el respeto de ser lo que queríamos.

Fuimos el mapa que dibujaba Roma y los problemas que resolvíamos en la cama. Fuimos las incontables caricias y el vestido que reservábamos para “una ocasión especial”.

Fuimos las promesas que hoy se burlan en el viento.

Fuimos los recuerdos que nos dará dolor de estómago y nos vestirá de pena cada vez que nos recordemos. Cada vez que nos pensemos.

Fuimos ese uno entre un millón y la famosa aguja del famoso pajar.

Fuimos todo lo que fuimos 
sin ni siquiera saber quiénes éramos nosotros mismos.

Acerca de Floricienta

Amante de los sueños e irralidades imposibles.
Esta entrada fue publicada en Relatos con alma. Guarda el enlace permanente.

9 respuestas a Fuimos.

  1. Aida Ramos dijo:

    Esa persona que te hace ser diferente al resto jamás se olvida. Precioso texto!! Un abrazo.

  2. Eso es amor. Lo demás no sé que será… Es de afortunados haber encontrado algo así aunque se haya perdido, aunque ya no esté.
    https://confesionesydesvarios.wordpress.com/2016/02/29/sentir-y-hacer-sentir/

  3. Sucede amenudo, se es todo y todo queda en nada. Que bien lo cuentas!

  4. Genial forma de plasmar la unicidad de dos personas, la coincidencia y el milagro de que sucedió, aun que debió ser solo para saber que existió.

  5. Leire dijo:

    Cuanta razón… y fuimos todo aquello que ya no seremos!

  6. “Fuimos las ganas de volver a SER”. Grandísima frase, jamás deberíamos dejar de SER, es nuestra esencia e identidad, es una pena que la descuidemos a veces…

    ¡Un beso Irina! Que tengas una muy feliz semana😉

  7. lachiquitita dijo:

    Que buenisimo, como siempre me encanta

    Saludos.

Aporta tu granito de arena en Floricienta.

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s